Toda protección solar nos garantiza un ahorro energético y económico siempre que lo adecuemos a nuestras necesidades. Un buen estudio y asesoramiento profesional hará que su toldo sea el que se ajuste a sus necesidades.

 

Cubrir una terraza, tapar la entrada directa de sol, cerrar un espacio lúdico como zonas de fumadores, instalaciones deportivas, ocio, recreo infantil, son algunos de los ejemplos en los que puede ser necesaria una aplicación de protección solar. Nuestra completa gama de productos se ajustará a la necesidad del consumidor.

 

La funcionalidad y el ahorro energético aplicado a un buen diseño.

La protección solar son materiales de gran presencia tanto en fachada como en acabados de interiores. Por ello debemos escoger bien qué producto encaja con nuestra decoración. Es por ello disponemos de primeras marcas, punteras tanto en calidad como en diseño.

 

Instaladores con experiencia y una buena formación son indispensables para ofrecer un buen asesoramiento y una perfecta instalación.

 

Las homologaciones que tenemos a nivel de la CEE, se rigen por estudios de resistencia al viento, peso, dimensión, etc.

 

Tenemos gran variedad de tejidos, que en función de la instalación, nos aportan características diversas.