Sus brazos de 50 mm se fijan mediante enganches a la barandilla, permitiendo dos posiciones distintas:

Posición vertical donde los brazos quedan recogidos y el toldo se fija a la baranda completamente vertical.

Posición horizontal donde el toldo se separa 500 mm de la baranda con los brazos abiertos.